INICIO‎ > ‎LIBROS PUBLICADOS‎ > ‎

¿QUE PASA SI AL RATÓN PÉREZ SE LE CAE UN DIENTE?




   Este pequeño cuento está incluido en el cuarto volumen de la antología poética Colección Charín, titulado "Corazón de estrella".
   Las ilustraciones de todo el libro son de Fernando Noriega, que le pone luz a las palabras y colores a los versos.
   Los libros de esta colección no se editan para la venta, sino para ser regalados a los centros escolares, bibliotecas, y entidades que lo soliciten gracias a la Fundación Conrado Blanco, cuyo único objetivo es divulgar la cultura, en este caso, a través de la poesía infantil y juvenil.
  Una veintena de poetas llenan estas páginas que culminan con un apartado denominado "Aula de expresión poética" en el que se señalan varias actividades que se pueden realizar en las clases con los niños, basándose en algunas de las poesías publicadas.
                                                                                               
  Yo me siento muy orgullosa de formar parte de esta colección con este cuento en verso en el que se narran lo que ocurre un día que el ratón Pérez se da cuenta de que se le ha caído un diente y al ponerse delante del espejo se siente como un viejecito.
     ¿Qué os parece la ilustración que Fernando Noriega ha hecho de él?
      No me extraña que los niños estén deseando que se les caigan los dientes...
      Os dejo el texto aquí, con el deseo de que os guste y se lo leáis a vuestros niños y niñas:

¿QUE PASA SI AL RATÓN PÉREZ SE LE CAE UN DIENTE?

Estaba Pérez contento

comiendo turrón del duro

cuando observó muy atento

que estaba en un buen apuro.

 

Se le había caído un diente

al legendario ratón

¿cómo pasó por su mente

ponerse a comer turrón?

 

 Fue corriendo hacia el espejo

y abrió asustado la boca

¡¡Parecía un ratón viejo!!

¿Qué iba a hacer Pérez ahora?

 

 Los niños no le querrían

se burlarían de él

después de toda la vida

haciendo el mismo papel:

 

 Cambiando dientes caídos

por monedas y regalos

alegrando así a los niños

que quedaban desdentados.

 

Tan triste y cansado estaba

que se quedó muy dormido

y cuando ya amanecía

se despertó sorprendido.

 

 Bajo la almohada de Pérez

asomaba un paquetito

con monedas relucientes

y con letras, un escrito:

 

 “Los niños de todo el mundo

te queremos un montón,

y aunque te falte algún diente

eres el mejor ratón”

 

Nuestro amigo, dando brincos

quiere seguir trabajando,

tiene millones de niños

que ya le están esperando.

 

 

 

 

                                                  
      

Comments